rollos de tela de lino apoyadas contra una pared blanca
Consejos y trucos

Guía para comprar la cantidad justa de tela que necesitas

¿Tienes dudas sobre cuánta tela vas a necesitar para un proyecto? Te contamos algunas formas sencillas de asegurarte de comprar la cantidad justa de tela para tu próximo proyecto.
2022-02-25
__SOCIAL-COPIED_URL

Comprar tela es algo muy personal. Puede que seas de los que se enamoran de una tela al verla y tienes que comprarla al instante, aunque no tengas ningún proyecto en mente. O puede que seas algo más reservado y solo compres tela cuando tienes previsto llevar a cabo un proyecto. La mayoría de costureros se encuentren en un punto medio: tienen pilas de telas en casa, pero compran alguna más para proyectos de costura concretos.

Si eres nuevo en el mundo de la costura o te resulta complicado saber la cantidad de tela que necesitas para tus proyectos, ¡no sufras! Hemos recopilado una lista de recomendaciones para que, además de ahorrarte dinero al comprar tela, no te encuentres con el aprieto de haberte quedado corto y que te falte tela para terminar tu proyecto. Vamos, ¡que saldrás ganando sí o sí!

 una mujer sujeta dos rollos de tela de color naranja melocotón

Comprar yardas o metros

Lo primero es lo primero. Comprueba dónde compras las telas y los patrones. Algunas tiendas de tejidos —sobre todo en línea— dan por supuesto que sabes que venden en metros o yardas, por lo que no lo especifican con claridad. Si te resulta ambiguo, confírmalo con el vendedor antes de comprar. ¡No hay nada peor que comprar dos yardas de telas cuando en realidad querías dos metros!

1 yarda = 0,9144 metros

Tela para patrones comercializados

Si usas un patrón comercializado para tu próximo proyecto de costura, incluirá una sección donde te explica el tipo de tela más adecuado y la cantidad que vas a necesitar. El patrón seguramente también incluya un trazado preliminar o rendimiento de la tela para que puedas ver cómo se recomienda cortar las piezas del patrón en la tela. Siempre resulta una buena idea seguir estas recomendaciones. Están pensadas para ser la forma más económica de cortar la tela. Si sigues tu propio criterio, lo más seguro es que pronto de quedes sin material aprovechable. 

Una cosa a la que debes prestar atención cuando leas los requisitos de la tela y el trazado preliminar es la anchura de la tela. Si tu tela tiene una anchura distinta a la del patrón, puede que tengas que ajustar la cantidad de tela que necesitarás comprar. Más adelante, te contamos más detalles, pero si tienes dudas, puedes elegir otra opción de tela que tenga la misma anchura que el patrón, hasta que te sientas lo suficientemente cómodo como para hacer tu propio plan de rendimiento de la tela

 vista de cerca de rollos de tela moderna

Anchura

La anchura habitual de una tela varía en función de dónde y cómo se haya confeccionado la tela. Si es muy ancha, puede que pases con menos metros/yardas de tela porque podrás sacar más piezas del patrón poniéndolas de lado. Sin embargo, hay que tener en cuenta la dirección de la tela (o grainline) de las piezas del patrón. La dirección de la tela siempre debe ser paralela al orillo, que es el remate natural de una tela. Así, la cantidad de tela deberá ser lo suficientemente larga como para encajar cada una de las piezas del patrón en su correcta dirección. 

Puedes tener problemas si eliges una tela especialmente estrecha. Por ejemplo, si el pretrazado de unos pantalones incluye las piezas delantera y trasera de la pierna de lado, solo necesitarás la cantidad de tela que coincida con el largo de la pierna. Sin embargo, si la tela que has elegido es demasiado estrecha para colocar todas las piezas de la pierna de lado, tal y como prevé el pretrazado, tendrás que comprar el doble de la longitud de las piernas, aunque esto signifique que te quede tela sobrante. 

Lidiar con el encogimiento

Las telas naturales (algodón, seda, lana, lino y el cáñamo) pueden encoger hasta un 15 % longitudinalmente al lavarlas la primera vez. Una buena tienda te compensará esto añadiéndote un trocito extra de tela, pero revísalo si no estás seguro. Si no lo hacen, pide un poquito más para contrarrestar el encongimiento. La cantidad de tela recomendada para un proyecto no suele incluir la previsión del encogimiento. 

Al prelavar la tela la primera vez, lo mejor es seguir el método de lavado y secado que utilizarás cuando tengas la prenda terminada para evitar infortunios más adelante. Son las mismas instrucciones de cuidado que también puedes incluir en tus etiquetas de lavado personalizadas ;) 

 vista de cerca de pilas de telas con círculos

Hacer coincidir los diseños de telas con patrones y estampados

Una tela con patrón o estampado es una magnífica forma de hacer que tus proyectos sean únicos. Pero elegir este tipo de telas conlleva algunos retos. El principal: hacer coincidir el patrón o diseño. Si no sabes a qué nos referimos, significa cortar las piezas de forma que el patrón/diseño/estampado de la tela coincida en las costuras para que no se noten tanto. Es una técnica utilizada en la alta costura y se obtiene un acabado muy profesional. 

Si utilizas un material con diseño/patrón/estampado, compra un poco más de tela del que vas a necesitar para tener margen de maniobra. Para saber la cantidad de tela de más tela que necesitarás, intenta averiguar lo grande que es la repetición del patrón/estampado (la distancia entre dos piezas idénticas de estampado o patrón). Para diseños de cuadros, rayas, estampados a pequeña escala, seguramente solo necesitarás pedir muy poca cantidad extra. Pero para diseños más grandes, obviamente la cantidad será mayor. 

Las tiendas de textiles son una buena fuente de inspiración para tus próximos proyectos. Habitualmente, el personal de estas tiendas suelen ser costureros y pueden ayudarte si tienes dudas. Y si esto de comprar telas te genera algo de adicción, con nuestras etiquetas colgantes personalizadas podrás tenerlas bien organizadas. Puedes usarlas para marcar el tipo de tela, la longitud, la anchura o incluso ideas de proyectos para cada una de tus telas.