Cómo hacer un tutú sin costuras
Ideas e inspiración

Cómo confeccionar un tutú sin costuras

El verano es hora de divertise con los pequeños de casa. Por suerte, ¡con la ayuda de Dutch Label Shop se lo pasarán en grande con estos tutús que podrás confeccionar de forma sencilla y sin costuras!
2021-06-18

Antes de nada, y muy a mi pesar, voy a contarte un secreto a voces: coser no es precisamente una de mis mejores habilidades. De hecho, ni siquiera se me dan bien las manualidades, aunque me gusta y me divierte crear cosas con las manos. Hace tiempo, tuve una máquina de coser. Bueno miento, era de mi mujer. Ella la utilizaba para arreglar y crear, y me sorprendía cada vez con sus habilidades y talento. Entonces, ¿cuál es mi excusa? ¿Por qué no he encontrado tiempo para aprender y mejorar? La respuesta: soy papá primerizo. En este preciso momento estoy escribiendo este artículo y mi hijo tiene 1 año y 1 mes, y es verano. Las condiciones parecen ideales para piruetar (en plié) y meterme de lleno en un nuevo proyecto. Y este proyecto tiene que ser un tutú para mi hijo.

Quiero aprovechar para hacer una dedicatoria a Violet, de icansewthis.com , de quién surgió la inspiración para este tutú. Echa un vistazo a su maravillosa página para descubrir muchas otras ideas fantásticas.

Paso 1

Ahora que ya te has decidido y quieres hacerle un tutú a tu bebé, como ya sabes, el primer paso es comprar los materiales que vas a necesitar en tu mercería habitual:
-Tul para el tutú (yo he elegido tres colores distintos y no puedo estar más contento con mi decisión).

-Goma elástica para la cinturilla (primero toma la medida a tu pequeño bailarín o bailarina y compra un poco más por si decides hacerte otro para ti).

Podemos ponernos técnicos y hablar de la longitud del tutú y demás, pero, sinceramente, yo pienso que cuanto más pomposo, mejor. Compramos 1 metro de cada color de tul azul, rosa y lila. Si te sirve como referencia, la cintura de mi hijo Willy mide unos 45 cm (sí, sí, uno de esos hermosos bebés con pliegues).

Paso 2

 Cortar tiras de unos 10 cm

Ahora que ya has vuelto a casa con todo el material, es hora de ponerse manos a la obra. Si tienes hijos como yo, seguramente tengas que esperar a que tu pequeño retoño esté durmiendo y hayas hecho varios viajes a su habitación para calmarle, suplicarle, llorar con él e incluso terminar por quedarte dormido a su lado (¡de pie, claro está!).

Primero, dobla el primer retal de tul por la mitad a lo ancho. Te quedará un retal alargado de unos 40 cm. Asegúrate de cortar bien toda la longitud del pliegue exterior para obtener tiras separadas.

Ahora, toma las tijeras y corta de abajo hacia arriba cada 10 cm para obtener las tiras. Recuerda: serán el doble de largas que el tutú terminado porque vamos a atarlas a la banda elástica por el centro. Así que no cunda el pánico cuando vayas por la mitad, como me pasó a mí cuando pensé: «Esto va a parecer una falda rara. ¿En qué se ha convertido mi VIDA?».

Paso 3

 Tiras de tul de colores

Respira hondo y puede que sea buena idea abrir una botella de vino y tomarte una copa para relajarte, porque vas a tener que repetir este último paso con el resto de colores para obtener todas las tiras para el tutú. Cuando hayas cortado unas cuantas, verás que coges ritmo y te resultará más llevadero (cierto es que la copa de vino también ayuda).

Step 4

 Cose la cinta elástica a una banda

Si tú, como yo, tienes la suerte de tener a tu lado a una persona infinitamente competente y emocionalmente fuerte, que cuando vea que llevas «demasiado tiempo» peleándote con las tijeras, el tul, el vino y el metro, se pone a ayudarte, no te pierdas a mi mujer entrando en acción para coser la banda elástica en una de bonita cinta. Aquí es cuando podrías mencionar que has comprado banda elástica de más para hacer otro tutú de adulto a juego. ¿Qué idea tan fantástica, verdad? Mira su perplejidad y cómo va directamente al siguiente paso haciendo un sutil gesto con la cabeza.

Paso 5

 Forma una U del revés para el tutú

Esta es la parte más divertida y es cuando todo empieza a tomar forma. Toma la primera tira de tul y dóblala por la mitad, de manera que te quede una U del revés (como un bucle). Luego, coloca la curva de la U contra el elástico y ensarta los dos extremos de tul a través del bucle que has creado. Este tipo de nudo también se conoce como nudo de alondra y es tan fácil que incluso yo supe hacerlo (aun después de haberme bebido media botella de chianti).


Asegúrate de tirar del nudo lo suficientemente fuerte como para doblar la banda elástica en dos. Repite este paso para todas las tiras, colocándolas una al lado de la otra hasta que la banda elástica quede llena de tul de colores.

¡Hora de despertar a tu pequeño y probarle el tutú!

 Pruébale el tutú

¡Es broma! ¡No lo hagas! Espera a que se despierte (y con suerte ya se haya hecho de día) y enséñale su nuevo tutú veraniego. Verás como se le ilumina la mirada cuando vaya de un lado para otro con su tutú multicolor dando brincos a cada paso. Toma fotos y asegúrate de darle las gracias a tu pareja por su destreza, ayuda y consejos.

Extra: si quieres un tutú con un toque original, puedes coser una etiqueta tejida personalizada en la cinturilla. Si no quieres coser, puedes optar por una etiqueta termoadhesiva.

En Dutch Label Shop realizamos envíos a todos los estados y ciudades de Estados Unidos, desde Texas hasta California, Los Ángeles, Nueva York, Miami, San Antonio y Houston, entre otros. ¡En realidad, hacemos envíos a cualquier parte del mundo!