Consejos y trucos

15 cosas que podemos aprender de la confección industrial

Por El equipo de Dutch Label Shop 2017-06-23

Me encanta coser. Es mi “Zen”. Es relajante. Pero, como todos, me gustaría hacerlo con rapidez y crear un vestido que se adapte perfectamente y parezca hecho profesionalmente.

Esto es lo que una máquina de coser industrial puede hacer por ti. Se puede coser más rápido. Las máquinas de coser industriales pueden dar hasta 6500 puntadas por minuto, mientras que una máquina de coser doméstica cose entre 250 y 1000. Un control desde la rodilla mantiene las manos libres para trabajar la tela. La aguja alcanza puntos agudos para un aspecto final impecable.

Pero no sólo esto, hay muchas otras técnicas industriales que se pueden utilizar para mejorar tu costura y la apariencia de tu ropa, sin tener que comprar una máquina especial para esto. Éstos son los 15 a considerar para tus próximos trabajos:

  1. Cambia los márgenes de costura. Reducir los márgenes en las costuras cerradas a 0,6 cm. Los márgenes de costura de 1,5 cm en los modelos domésticos son demasiado voluminosos para cuellos, puños, revestimientos, chaquetas y cinturones. Esta reducción ahorra recortes, diversas correcciones y ajustes después de coser. También le da una apariencia más uniforme a tus producciones.
  2. Usa pliegues de 3 mm (1/8”) para marcar tus tallas. No pierdas el tiempo el corte de formas romboidales. Los pliegues son más precisos y son menos propensos a desgastarse o debilitan la costura.
  3. Corta limpiamente. Encuentra una mesa grande en tu casa y conviértela en tu mesa de corte. Invertir en un cortador (rueda de corte) y una base de corte adecuada para aprovechar al máximo tu mesa de corte.
  4. Corta el patrón a lo largo de la línea de corte. Y estira bien la tela antes de hacerlo.
  5. Fija los patrones de la tela. Mantén apretado el patrón a la tela con pesas, no dejes que se mueva.
  6. Guarda tu trabajo. Monta y ajusta el modelo al patrón. Recolecta todo lo que necesitas para coser la prenda completa: cremalleras, hilos, botones. Pon todo en una bolsa y mantén todo el material junto.
  7. Corta y marca todas las piezas a la vez. Encuentra una gran pieza de tela suficiente para que todas las partes puedan estar interconectadas y cortadas sin mayor inconveniente. Une todas las piezas al patrón, fíjalas y marca o corta.
  8. Cose continuamente. Añadir las piezas y coser articuladamente cada pieza de principio a fin. Una vez listas, déjalas apartadas y sigue con lo restante. Recién cuando termines con todos, para a unirlas y al armado final.
  9. Cose el mayor número posible de costuras antes de planchar. No las unas aun cuando todavía quedan otras costuras preliminares pendientes. No quieres tener que coser presionando innecesariamente. Une cuando ya no haya que cruzar costuras.
  10. Realiza operaciones similares de forma simultánea y cose parejo. Cose los detalles en primer lugar. Una vez terminado, déjalo a un lado. Luego comienza a trabajar con la prenda en su conjunto. Completa todo lo posible antes de unir a las costuras laterales. Coser sobre plano es siempre la solución más rápida, luego lo unes.
  11. Cose los ojales de las prendas pronto y utilízalos para marcar la posición de los botones. Abre los agujeros con un punzón en lugar de un extractor de costura o “saca bocado”.
  12. No hilvanes ni utilices alfileres. Los alfileres hacen el trabajo lento, distorsionan las costuras y dañan las agujas. Usar las dos manos para coser. Combina las esquinas al principio y al final de las costuras y mantén las piezas juntas todo el tiempo para coserlas.
  13. Estira. Abre, plancha y mantén extendidas las costuras de tu prenda antes de realizar nuevas costuras. Utiliza una plancha de vapor para estirar y ver los avances. Utiliza un paño estirado entre la plancha y la tela cuando planches la prenda por el lado de afuera.
  14. Para el prensado final, plancha primero de los detalles (cuellos, puños y cintura), y luego las mangas y el cuerpo. Plancha los botones por el lado del revés de la prenda. Deja que se enfríe antes de pasar a la siguiente sección.
  15. Construye tu estación de planchado con un pedazo de madera cubierto con muselina de lana si es que tienes espacio. El espacio será más ancho que una tabla de planchar normal y evitarás que las prendas se caigan por las esquinas mientras estés planchando.

Hay muchas otras divertidas e interesantes técnicas a utilizar en la creación de una prenda de vestir de acabado profesional. Para obtener más información, sigue nuestros post de las próximas semanas.