Parches retro bordados de temática estadounidense
Consejos y trucos

Diferencias entre etiquetas bordadas y tejidas

¿A quién no le gusta el estilo retro de unos parches bordados? Hoy te contamos por qué elegir una opción tejida es, sin embargo, una mejor elección para tus etiquetas para ropa.
2021-07-09

En Dutch Label Shop nos suelen preguntar por las diferencias entre etiquetas y parches bordados y tejidos. A simple vista podrían confundirse, si bien el proceso de producción y el resultado son totalmente distintos. Cuando estés familiarizado con las diferencias entre ambos procesos, no te costará distinguirlos y podrás decidir qué opción te conviene más.

Bordar y tejer son dos métodos ampliamente utilizados para reproducir un diseño o patrón sobre una tela. En ambos casos se utilizan hilos para ilustrar el diseño y ambos métodos ofrecen resultados duraderos y de calidad, con patrones que duran toda la vida. Pero hasta aquí sus parecidos…

La técnica de tejer es la que se utiliza para producir telas. Para este proceso, que se lleva a cabo con un telar, la trama o contrahílo, se inserta por encima y por debajo de la urdimbre. El telar permite mantener la urdimbre tensa y en paralelo mientras se pasa la trama por encima y por debajo, a mano o con una lanzadera.

Para bordar, en cambio, el diseño se añade a una tela preexistente en lugar de crear la tela de cero. Para las piezas bordadas se necesita una base lisa (habitualmente dril de algodón) y el diseño o patrón se cose sobre esta base, con lo cual el efecto que se obtiene es distinto. Ambos métodos tienen su lugar especial dentro del mundo del diseño y los textiles. Sigue leyendo para descubrir más detalles.

 Parche bordado de color azul y rojo para planchar en la ropa

Proceso de bordado y parches bordados

Los parches bordados se confeccionan cosiendo un diseño sobre una base de tela preexistente con agujas, hilos y puntadas específicas. Después, suele añadirse un borde enrollado para rematar el parche. Aunque años atrás los bordados se hacían a mano y los artistas bordaban los diseños puntada a puntada, actualmente la mayoría de bordados se hacen a máquina, lo que permite crear diseños detallados en cuestión de minutos.

La técnica del bordado no suele usarse en etiquetas para ropa y es más adecuada para diseños que se colocarán en la parte exterior de las prendas, por ejemplo parches o logos. Este método conlleva un proceso de producción más costoso y tiene más limitaciones en cuanto al diseño si lo comparamos con la técnica usada para las etiquetas tejidas. Así que, a menudo, los conceptos de bordados se reemplazan por etiquetas tejidas más versátiles, de aspecto parecido pero más adecuadas para etiquetar ropa.

 Anverso y reverso de etiquetas tejidas de Dutch Label Shop de color melocotón

Proceso de tejido y etiquetas tejidas

Una etiqueta tejida se confecciona en telares de jacquard, donde se tejen hilos de poliéster o algodón juntos para crear el diseño deseado. El telar de jacquard es fundamental para crear diseños y patrones detallados y elaborados que aparecen en la superficie de la tela al tejer. El resultado: etiquetas de calidad, duraderas y suaves al tacto. El diseño no se emborronará ni apagará con el tiempo porque el mismo diseño se utiliza para crear la tela, no solo se imprime o coloca encima de una etiqueta existente que hace de base.

Las etiquetas tejidas son una buena opción para cualquier etiqueta de marca, ya que añaden un toque de elegancia a cualquier nombre, logo o imagen. Además, se pueden producir en una gran variedad de formas y colores para reproducir cualquier diseño. Las etiquetas tejidas son lisas y suaves, por lo que son agradables para la piel e ideales si no quieres volumen añadido.

Parches bordados o tejidos, ¿qué es mejor?

Los parches bordados están cosidos a una base de tela, por lo que tanto los parches como las etiquetas bordados suelen abultar más y tener más textura. Los diseños se añaden encima de la base, por lo que se obtiene un efecto tridimensional, mientras que las capas de puntadas añaden más rigidez al producto final. Los parches tejidos son mucho más suaves y lisos, y la superficie acabada es plana. La tela se teje usando distintos hilos para reproducir el diseño, por lo que el diseño forma parte de la etiqueta desde el principio. Los parches tejidos permiten mayor grado de detalles porque los hilos que se utilizan durante el proceso de tejido son mucho más finos que los hilos que se utilizan para bordar una imagen sobre una base tejida. 

En general, los parches bordados y las insignias termoadhesivas aportan ese toque vintage que tanto nos gusta y son ideales para diseños sencillos que se colocan en la parte exterior de las prendas. Los parches y las insignias tejidas son una opción más adecuada para diseños con más detalles y si necesitas menor rigidez y volumen. Cuando se trata de elegir entre etiquetas bordadas o tejidas para ropa, en nuestra opinión no hay color y la elección es bastante evidente: las etiquetas tejidas son más suaves, más resistentes y permiten captar más detalles. Si todavía tienes dudas entre los pros y los contras de los distintos tipos de etiquetas que ofrecemos, no te pierdas el artículo donde te explicamos las diferencias entre etiquetas tejidas y etiquetas impresas. Seguramente te ayudará a disipar todas tus dudas.

En Dutch Label Shop realizamos envíos a todos los estados y ciudades de Estados Unidos, desde Texas hasta California, Los Ángeles, Nueva York, Miami, San Antonio y Houston, entre otros. ¡En realidad, hacemos envíos a cualquier parte del mundo!