Un perro y un niño disfrazados de superhéroes
Consejos y trucos

Cuida tus disfraces

Mantener en buen estado un disfraz no siempre es fácil. Hoy repasaremos algunas de las telas y materiales más utilizados en disfraces y cómo cómo tener cura de ellos.
2021-09-17

Por desgracia, no existe una regla única cuando se trata de cuidar bien los disfraces. Una vez nos los hemos puesto, muchas veces no los cuidamos como se merecen. Los disfraces pueden resultar difíciles de mantener porque suelen llevar adornos y estar confeccionados con materiales poco habituales. Así que no te sientas culpable si los dejas arrinconados y abandonados en el cubo de la colada durante un tiempo.

Hemos repasado algunas de las telas más habituales en la confección de disfraces y nos hemos leído detenidamente las etiquetas de cuidado, así que asegúrate de echarle un vistazo para tener los disfraces limpios y listos para Halloween o Carnaval.

Popelina de algodón para disfraces

El algodón puede que no sea la tela más exótica ni interesante para confeccionar un disfraz, pero lo bueno que tiene es su simplicidad, facilidad y la variedad de colores disponibles. Es ideal para disfraces con patrones comunes, por ejemplo para confeccionar pantalones o un vestido como base, o incluso para un poncho o buzo, que puedes pintar o decorar con facilidad.

Por suerte, si eliges este tipo de tela, lo tendrás muy fácil para mantenerla en buen estado, impecable y con buen olor. Puedes lavarla a máquina con un programa suave y agua fría, o también a mano. Si tienes pensado pintar el disfraz, asegúrate de usar pintura textil que soporte bien lavados suaves a mano; y tiende el disfraz para secarlo siempre que puedas.

Piel sintética para disfraces

Si eliges piel sintética para confeccionar tu disfraz, seguramente cuidar de él no sea una de tus prioridades, así que entendemos que lo hagas como buenamente sepas. La piel sintética está disponible en infinidad de colores, desde estampados animales hasta estridentes tonos multicolor. Este tipo de tela añadirá un divertido toque de textura a cualquier disfraz.

A menudo, los disfraces confeccionados con piel sintética incorporan un forro de protección para que la piel sintética se mantenga en buenas condiciones durante más tiempo. Si realmente necesita un lavado, la piel acrílica puede lavarse con un poco de agua y jabón suave. Cuando el disfraz esté completamente seco, puedes cepillarlo con suavidad para eliminar posibles enredos y suavizar la napa para que quede como nueva.

Fieltro para disfraces

El fieltro es el sueño de todo creador y es el material perfecto para grandes disfraces que no pasarán desapercibidos. Está disponible en infinidad de colores y es una tela que desprende confianza, por lo que es ideal para atractivos recortes de objetos varios. Uno de los puntos a favor del fieltro es que no necesita remates, por lo que una vez cortado, podrás coserlo o pegarlo sin problemas ni engorros.

El fieltro de poliéster se puede lavar a mano en agua fría, pero ten cuidado porque, a menudo, los colores vivos destiñen y podrían manchar el resto del disfraz al mojarlo. Una vez lavado, elimina el exceso de agua antes de tenderlo o deja secar en horizontal sobre una superficie ventilada (por ejemplo, un tendedero).

Tela laminada con efecto metalizado para disfraces

Una tela laminada brillante y con efecto metalizado es ideal para un disfraz que necesita un toque de ciencia ficción. Este tipo de tela está disponible en multitud de colores y acabados, así que si buscas algo distinto con acabado dorado o plateado, la tela laminada puede ser tu mejor opción. Además, suele tener una base tejida elástica, por lo que es ideal para monos o pantalones ceñidos.

El aspecto menos atractivo de este tipo de tela es el mantenimiento, porque lavarla no resulta tan sencillo. La superficie metalizada que vemos es tan solo una lámina de aluminio pegada a la base, por lo que si no la cuidas bien, tiene tendencia a desgastarse con la fricción y a mostrar descamación. Lo mejor es limpiar los disfraces de tela laminada con efecto metalizado en seco. Así evitarás que pierda color o se vea apagada. Y ten cuidado con el roce de correas y bisutería cuando lleves puesto el disfraz.

Neopreno para disfraces

El neopreno es una tela de goma sintética. Suele usarse para trajes de buceo y ropa de baño, pero por su habilidad única de mantener la forma, es una buena opción para disfraces. El neopreno, como el fieltro, no necesitará que remates los bordes, así que es una tela con la que puedes divertirte experimentando y te permite añadir estructura y curvas a tus disfraces.

El neopreno se puede lavar a mano y secar tendido, pero ten cuidado con las superficies irregulares y elementos como las tachuelas porque podrían dejar marcas en la tela. No es necesario lavar en seco, ¡al fin y al cabo es una tela acuática!

Tul para disfraces

El tul y la malla son telas con transparencia e infinidad de usos en la confección de disfraces. Son ideales para añadir una capa de textura encima de un forro, son una forma ligera de añadir volumen desde abajo y, por supuesto, son la base perfecta para adornos. El tul está disponible en distintos gramajes y calidades: tienes desde opciones suaves con pequeños agujeritos hasta calidades rígidas para grandes formas.

El tul se puede lavar a mano con facilidad en agua fría con un poco de jabón. Ten cuidado con cualquier elemento adicional al disfraz, como forros o adornos. El tul no es buen compañero del calor, así que tiéndelo para secar y olvídate de plancharlo. Si observas arrugas después de lavarlo, puedes usar un poco de vapor o colgarlo en el baño con vapor.

Tela de lentejuelas para disfraces

Una tela cubierta de lentejuelas dará un toque de elegancia a cualquier disfraz. Las lentejuelas suelen estar pegadas a una tela de malla con adhesivo o hilo, en forma de patrones o cubriendo la tela en su totalidad. Algunas tienen elasticidad y son ideales para elementos ceñidos, pero también hay opciones más estables que funcionan bien para chaquetas, capas y ribetes.

Lo ideal es lavar en seco las telas de lentejuelas y solo cuando sea realmente necesario. Puedes lavar pequeñas manchas localizadas y también puedes lavar a mano con cuidado y detergente suave. Las lentejuelas se apagan con los lavados, así que evita lavarlas a menudo para que se vean siempre brillantes.

Tela de terciopelo para disfraces

Si buscas un acabado elegante para tu disfraz, el terciopelo es tu mejor opción. Tiene un acabado suave que la distingue de cualquier otra tela y captura la luz reflejándola en distintos ángulos, lo que le aporta su habitual aspecto majestuoso y refinado. El terciopelo tiene peso y mucha caída, así que es ideal para disfraces de invierno.

Es recomendable lavar los disfraces de terciopelo en seco para conservar el brillo durante más tiempo. Si quieres lavar tu disfraz en casa, puedes lavarlo a mano con agua fría y detergente suave. Ten cuidado al retirar el exceso de agua y tiende para secar. Algunos tipos de terciopelo pueden plancharse a temperatura baja, pero se recomienda hacerlo solo por el lado interior de la tela.

Tela vinílica para disfraces

El vinilo es una alternativa a la piel auténtica, sobre todo en la confección de disfraces. En cuanto a los acabados, hay telas vinílicas muy finas, otras extrabrillantes, con textura, etc. Cualquiera que elijas añadirá un toque distintivo a cualquier look. Esta tela tampoco necesita remates y, aunque puede que te sorprenda, es muy fácil trabajar con ella. Puedes pegarla con adhesivo o cosiendo.

El vinilo debe limpiarse en seco para conservar su acabado y solo cuando sea necesario. Si lo lavas con agua, la superficie se verá apagada con rapidez, por lo que no es recomendable. Puedes limpiar manchas localizadas en vinilos brillantes con un trapo húmedo, pero asegúrate después de secar la zona con otro trapo para evitar marcas de agua.

Dutch Label Shop realiza envíos a toda España, desde Madrid hasta Barcelona, Sevilla, Valencia, Islas Canarias, Baleares y cualquier otra zona de la península. De hecho, ¡realizamos envíos a cualquier parte del mundo!