Diseños de patchwork y quilting para principiantes

Cinco sencillos diseños de patchwork para principiantes que se convertirán en tu nueva obsesión.
Por El equipo de DLS 2020-08-13

Nunca es tarde para aprender a coser desde cero con retales y hacer patchwork

La almazuelas —más conocidas como patchwork en la actualidad— nos encantan. Algunos de nuestros creadores de etiquetas para ropa favoritos son expertos en esta técnica de costura. Si no, preguntad a nuestra artista destacada del mes de agosto de 2020, Tori Brown, que aprendió a coser sola gracias a tutoriales de YouTube y con la ayuda de la comunidad de patchwork en Instragram.

Puede que quieras expandir tu colección de manualidades, crear algo para decorar tu casa, o incluso que hayas estado un tiempo sin hacer almazuelas o acolchados y te apetezca retomarlo, y por eso estás aquí leyendo este artículo. 

Si ya eres experto o experta en patchwork, quizás puedes compartir esta publicación con algunos de tus amigos para motivarles así, como quien no quiere la cosa (o directamente si prefieres ir sin tapujos), a formar parte de tu círculo de costura.

Y no es para tirarnos flores, pero hemos juntado unos cuantos diseños magníficos, ideales para principiantes y para aprender a coser almazuelas, que estamos seguros que te encantarán.

Acolchado en bloques

Cuando piensas en quilting o patchwork, seguramente te viene a la mente un diseño en bloques. Es un clásico, y seguramente el mejor punto de partida para principiantes. Es ideal para aprender las nociones básicas de estas técnicas de costura, especialmente para aprender a cortar, coser y hacer puntadas. Un bloque es la base sobre la que irás ampliando tu creación.

Nueve desaparecido

Si quieres crear algo que parezca superelaborado pero que, en realidad, es muy sencillo de hacer, este es tu diseño. El 9 desaparecido es uno de los grandes trucos del quilting. Puedes crear un diseño complejo con una técnica básica. Es apto para principiantes y divertido para amantes del patchwork más experimentados. Además, se consigue finalizar en cuestión de horas. El nueve desaparecido es parecido al diseño en bloque anterior. El truco en este caso es coser los bloques juntos y, luego, cortarlos por separado. Sencillo y elaborado al mismo tiempo: un diseño ideal si empiezas a familiarizarte con el patchwork y muy ameno si ya estás acostumbrado a hacer acolchados y almazuelas con retales.

20 giratorio

Al intentar descifrar qué diseño de quilting o patchwork recomendarían los más experimentados a alguien que quiera empezar a aprender a coser patrones, el 20 giratorio es la opción que nos viene a la mente una y otra vez. Es un diseño perfecto para principiantes y el resultado final es maravilloso, así que siempre se posiciona en lo más alto de nuestra lista de recomendaciones para quienes quieran iniciarse en las técnicas del quilting y el patchwork. Un diseño sencillo y colorido del que encontrarás patrones en la mayoría de tiendas especializadas y mercerías. Se trata de uno de esos diseños que si bien es lo bastante sencillo como para que lo confeccione un principiante, el resultado final es muy bonito y es un proyecto divertido para usuarios más experimentados.

Bloque pata de oso

En muchos cursos de introducción al patchwork se hace el diseño de la pata de oso. Es un clásico, es fácil y genial para aprender los fundamentos de esta técnica de costura. La pata de oso es una muy buena opción para añadir a tu lista de patrones aptos para principiantes. Es especialmente indicado para introducirse en el patchwork porque permite practicar la creación de triángulos de medio cuadrado. Además de ser bonito, tiene una preciosa historia detrás: en el siglo XIX, en Estados Unidos este diseño se usaba para guiar a los esclavos hacia comida, lugares seguros y, sobre todo, hacia su libertad, a través de lo que llamaron «el ferrocarril subterráneo», ya que usaban términos ferroviarios en modo metafórico.

Bloque de patchwork estrella de la amistad

Este diseño tiene cosas en común con el bloque de la pata de oso. Es ideal para principiantes y para practicar la confección de triángulos de medio cuadrado. Suele hacerse en clases o cursos para principiantes. Nos encanta porque, además de su sencillez, el diseño de la estrella en sí nos parece superbonito. Es ideal para experimentar con distintos tipos de telas y, si eres principiante, tendrás la satisfacción de haber conseguido confeccionar algo en menos que canta un gallo. Este diseño tiene su historia: en el siglo XIX, amigos y familiares lo regalaban a mujeres pioneras que se aventuraban a ir al oeste, para que se llevaran con ellas un pedacito de la gente y del hogar que dejaban atrás.

Añade una etiqueta personalizada a tus acolchados para darles un toque extra

Una etiqueta de tela personalizada es ideal como toque final para rematar cualquier acolchado o proyecto de patchwork, tanto si lo has confeccionado para regalar, vender o para tu hogar. Si necesitas inspiración, echa un vistazo a las que usa Tori Brown en sus trabajos, como la etiqueta tan bonita del lado izquierdo.

¿Cuáles son tus diseños o trucos favoritos? Compártelos con nosotros en la cajita de comentarios o menciónanos en Instagram, Facebook o Twitter y participar en este hilo de conversación.