Camisas de hombre con etiqueta visible
Consejos y trucos

Guía de etiquetas dobladas para principiantes

Si no estás familiarizado con los distintos tipos de pliegues para etiquetas, no te pierdas este artículo. En DLS tenemos etiquetas sin pliegue, con pliegue central y muchos más estilos.
2021-03-12

Son muchos los factores que deben tenerse en cuenta a la hora de crear la etiqueta perfecta para tu marca. Elegir la forma y el pliegue adecuados es una decisión clave. Si todavía no has hecho ningún pedido de etiquetas con nosotros, puede que no estés familiarizado con todas las opciones que tienes disponibles. ¡Y no son pocas!

La buena noticia es que puedes familiarizarte con los distintos estilos de etiquetas echando un vistazo a tu armario. Seguramente encontrarás varios tipos de etiquetas. Fíjate en la forma en la que están dobladas y cómo están cosidas en las prendas.

Cada tipo de forma y pliegue tiene sus pros y sus contras, así que lee este artículo con atención para poder diseñar la etiqueta que mejor se adapta a tus necesidades.

Formas de etiquetas

La forma de la etiqueta se refiere al tamaño completo de la etiqueta plana, sin pliegues. La forma estándar es un rectángulo o un cuadrado de corte recto. El corte recto es la forma más sencilla de añadir pliegues adicionales, ya sea por el centro o por los laterales. Más abajo te explicamos en detalle los distintos tipos de pliegues. ¡No te lo pierdas!

Las etiquetas de corte recto no son la única opción que te ofrecemos en Dutch Label Shop. Si prefieres una forma más atípica, también ofrecemos la posibilidad de confeccionar etiquetas con formas personalizadas que se adapten a tu marca. Para ello, utilizamos la tecnología de corte con láser, que nos permite cortar cualquier forma geométrica y orgánica, poco habituales en etiquetas para ropa.

Etiquetas sin pliegues

1. Una etiqueta de corte recto sin doblar. Los extremos de este tipo de etiqueta son sin rematar pero están sellados, de modo que la etiqueta se puede coser directamente en la prenda. Esta forma básica es perfecta si buscas etiquetas para distintos tipos de aplicaciones, o si tienes pensado añadir adhesivo o una cara termoadhesiva a la etiqueta.

2 y 3. Etiquetas con formas personalizadas son una buena opción si buscas una forma única y distintiva, tanto si tienes en mente un círculo, como una estrella o una nube. Se utiliza una tecnología con láser para cortar con precisión estas formas personalizadas con márgenes sin rematar (pero sellados, de modo que no se deshilachen). Las etiquetas con formas personalizadas se pueden coser o puedes pedir que sean termoadhesivas.

Etiquetas con pliegue

La forma de doblar una etiqueta a menudo indica dónde puedes colocarla en la prenda. Así, conocer las distintas opciones disponibles te ayudará a elegir la mejor etiqueta en función del lugar donde quieras colocarla. Si eliges el pliegue correcto, te resultará más sencillo incorporar la etiqueta a la prenda y el acabado se verá mejor y más reforzado.

Principalmente, hay dos estilos de pliegue entre los que elegir. Los pliegues planos son los que la cara frontal (o trasera) de la etiqueta queda plana sobre la prenda. La parte trasera de la etiqueta suele quedar escondida puesto que la etiqueta habitualmente se cose a la prenda por un mínimo de dos puntos. El margen de tafeta se añade para proporcionar margen de costura y ofrecer un acabado más limpio y delicado.

Las etiquetas con pliegue central se doblan en vertical o en horizontal por el centro. Este método oculta la parte trasera de la etiqueta, que queda en el interior. Este estilo permite utilizar ambos lados de la etiqueta. Se cosen a las prendas por el lado opuesto al margen doblado y suelen coserse en la costura o el dobladillo.

Etiquetas planas con pliegue

1. Una etiqueta plana con pliegue a la izquierda/derecha es una etiqueta con pliegue a la izquierda y a la derecha. Este tipo de etiqueta funciona bien para diseños horizontales de nombres y logos. Los pliegues suavizan los extremos de la etiqueta y es por donde se suele coser la etiqueta a la prenda. Este estilo de etiqueta es el que suelen utilizar los diseñadores de la alta costura porque ofrece un acabado muy profesional.

2. Una etiqueta con pliegue superior/inferior tiene las mismas características que el estilo anterior. La única diferencia es que se dobla por arriba y por abajo. Esta variación funciona bien para diseños cuadrados o verticales. Los pliegues suavizan los extremos superior e inferior, que es por donde suele coserse a la prenda. Es otro estilo bastante usado por los grandes diseñadores de moda porque el acabado que ofrece es profesional y funciona a la perfección con cualquier tamaño de etiqueta.

3. Una etiqueta con pliegue a trapecio o tira colgante es una etiqueta en la que ambos extremos se doblan en ángulo de 45º. Este tipo de pliegue crea una especie de tira colgante, ideal para colgar camisetas, jerséis, chaquetas ligeras, etc. Este tipo de etiqueta funciona mejor si el texto y el diseño están en horizontal. Los lados doblados de esta etiqueta se cosen a la costura. Así que suelen ser habituales en prendas con cuello o tirilla.

Etiquetas con pliegue central

1. Una etiqueta con pliegue central es sencillamente una etiqueta rectangular doblada por el medio para crear una etiqueta de doble cara. Es un estilo muy popular que permite un uso extenso de la cara superficial de la etiqueta. Es una buena opción para etiquetas que van a usarse para distintas aplicaciones puesto que se puede incluir la marca en un lado y la composición de la prenda o las instrucciones de lavado en el otro. Una etiqueta con pliegue central se debe coser en la costura de modo que los dos extremos superiores sin rematar queden unidos. Suele usarse en costuras laterales, en la parte trasera del cuello o en la parte porterior de la cinturilla.

2. El pliegue manhattan se parece al pliegue central, pero incluye un pliegue adicional en el extremo superior. Este estilo es ideal si buscas un acabado delicado del extremo doblado (por ejemplo para la costura de una manga o puño) pero no quieres el volumen adicional del pliegue en forma de libro.

3. Una etiqueta con pliegue de libro se parece a los dos estilos anteriores, excepto que ambos extremos incluyen un pliegue adicional. De esta forma, el acabado que ofrece es limpio y ambos extremos se cosen juntos. Esta etiqueta es perfecta si quieres añadirla encima del dobladillo de la manga o el puño para destacar la marca. Los dos pliegues adicionales hacen que sea un estilo con algo más de volumen en comparación con la etiqueta de pliegue central. Es por ello que no es una de las opciones preferidas, sobre todo si vas a coser la etiqueta en la parte interior de la prenda. 

Si todavía tienes dudas o quieres hacernos alguna pregunta sobre las formas y pliegues disponibles para tus etiquetas, puedes ponerte en contacto con nuestro amable equipo de atención al cliente, ¡nuestros verdaderos expertos en etiquetas!