Ideas e inspiración

Los 10 mejores etiquetas para ropa del 2020

 Abrigo con una etiqueta de marca grande en el cuello
Clasificación detallada de las mejores etiquetas para ropa del 2020.
Por El equipo de DLS 2020-12-08

Las mejores etiquetas para ropa del 2020

2020 ha sido un año que no olvidaremos y también ha sido un año movidito en el mundo de las etiquetas para ropa. Queremos despedir el año presentándote nuestra opinión experta sobre las diez mejores etiquetas para ropa que han estado disponibles este año.

10. Mediana

No es grande ni pequeña... es la etiqueta de talla a la que le gusta mantenerse en un punto medio. Tanto si acompaña a una camiseta, como a unos pantalones o incluso a un sombrero, la etiqueta M sabe que ir por el medio no tiene pérdida.

9. 100 % algodón

¿Hay algo en esta vida que sea 100 %? ¡Nuestro amigo el algodón!

Este material con cientos de años de historia y de uso ciertamente extendido es una de las fibras más fiables del mercado. Es una tela suave, delicada y de textura agradable.

Pero no es oro todo lo que reluce. Asegúrate de leer el resto de etiquetas de cuidado que acompañan a la etiqueta 100 % algodón. Porque el algodón también tiene sus contras.

Y esto nos lleva directamente al puesto número 8 de nuestra lista.

8. Podría encoger

Hay programas que son demasiado potentes para prendas de algodón u otras telas que reaccionan con el calor. Y es en estos casos cuando se requiere una etiqueta con la correspondiente advertencia. Porque a nadie le gusta meter algo en la secadora y que, al sacarlo, haya encogido una, o incluso dos tallas.

Presta atención a esta etiqueta y compra una talla más de lo habitual si tienes pensado lavar esta prenda con el resto de ropa y el programa de lavado de costumbre.

7. Lavar en seco

Es como aplicar la regla de oro de las baterías: ¡no mojar! 

En estos casos, en lugar de utilizar agua, utilizaremos el misterioso método «en seco» que solo se lleva a cabo en la mágica trastienda de las lavanderías. Nadie sabe del cierto qué les ocurre a las prendas cuando se lavan en seco y para qué vamos a engañarnos, tampoco es algo que nos quite el sueño.

Lo que sí sabemos es que es la etiqueta indispensable para garantizar que las prendas (especialmente aquellas más caras) sigan luciendo el mismo aspecto del primer día.

6. XXL

¿Un intento fallido de escribir 90 en números romanos? ¡No! Es un talla alta y corpulenta con dos X seguidas. ¡Extra, extragrande!

En los artículos de prensa es habitual ver dos adjetivos repetidos para enfatizar su sentido; pero, ¿donde más vemos dos veces repetida la misma palabra? Podríamos entenderlo como una designación oficial de la talla. Como si dijéramos: «no es rojo, es rojo, rojísimo»

Retomando nuestra querida etiqueta de algodón 100 %, te aconsejamos que si usas una talla XL y compras una camiseta 100 % algodón, quizás lo mejor sería comprar directamente una XXL porque por todos es sabido que «el algodón encoge» (o eso dicen).

5. Talla única

¡Bienvenido a un mundo feliz, donde todo es increíble! ¿Te pides una estancia gratis en uno de los bungalows?

Tendrás bebidas gratis todo el día y paquetes de servicios irresistibles a medida para todo el mundo.

Cierra los ojos y déjate llevar por el placer del momento.

4. Inspeccionada por #6

En lugar de dar respuestas, esta etiqueta nos sugiere más preguntas.

¿Qué significa número #6?

¿Es bueno o malo que estos pantalones hayan sido inspeccionados? ¿Qué es lo que han revisado exactamente?

¿Para quiénes trabajan? ¿Se conocen entre ellos?

Esta etiqueta es extraordinaria e imponente a la vez, así que en lugar de darle un seis, la hemos colocado en el puesto número #4.

3. Secar con programa suave

Esta etiqueta nos cuenta una historia. Es como si Hemmingway se hubiera dedicado a crear etiquetas en lugar de novelas. Incluye acción, introducción y advertencia, todo en tan solo cuatro palabras.

Es como si en lugar de ropa estuviéramos hablando del pelo: para lucir una melena de envidia, mejor no achicharrarla poniendo el secador a toda marcha, ¿no te parece?

2. Talla 8

El número 8. Todo un clásico. Lo usamos constantemente y, sinceramente, tiene más suerte que el número 7.

El nueve también nos gusta, pero es un número impar y una etiqueta de talla con un número impar resulta un tanto extravagante.

Te saludamos número #8 y esperamos seguir viéndote a menudo.

1. A excepción del consumidor, bajo pena de ley, esta etiqueta no puede retirarse

Las etiquetas han alcanzando tanto protagonismo que ahora incluso la ley las ampara. Y viendo el tono del mensaje, parece que no están para bromas.

No te preocupes. Como consumidor no tienes nada que temer. Tú no has hecho nada malo.

Los fabricantes, por el contrario, son quienes deben cerciorarse de que estas etiquetas estén bien colocadas... porque, créenos, las pasarían canutas si alguna de ellas desaparece o simplemente no está.

Esta etiqueta no es moco de pavo y nos destapa la realidad del 2020: hay una serie de normas que hay que cumplir ;)