Sostenibilidad

Formas sencillas para evitar generar residuos textiles

¿No sabes qué hacer con la ropa que ya no usas? Compartimos contigo algunos consejos sostenibles para reciclar la ropa vieja, ¡esté en las condiciones que esté!
2021-07-23
__SOCIAL-COPIED_URL

Con el crecimiento exponencial de la moda rápida en los últimos 30 años, los residuos textiles son uno de los principales contribuidores del llenado de vertederos en todo el mundo. Según la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés), los residuos textiles ocupan actualmente aproximadamente el 5 % del espacio de los vertederos y esta cifra solo va en aumento. En el transcurso de 10 años (entre 1999 y 2009), la cantidad de residuos textiles aumentó sustancialmente en un 40 %, debido principalmente al incremento en la producción de ropa barata y de baja calidad, la misma ropa que ahora nos ahoga.

Si bien la solución va mucho más allá de lo que podamos hacer de forma individual cada uno de nosotros, siguen habiendo pequeños detalles que podemos realizar para reducir el impacto de nuestras compras en el medio ambiente. Podemos, por ejemplo, reciclar leggings viejos para incorporar parches a vaqueros agujereados. Cualquier cosa que podamos hacer para comprar menos y evitar que la ropa que no usamos termine en el contenedor resultará de ayuda.

A continuación, tienes algunas ideas sobre qué hacer con la ropa que ya no usas. Y no olvides compartir con nosotros tus propias ideas para reducir los residuos textiles en la cajita de comentarios o mencionándonos en Instagram. ¡Nos encantará que nos lo cuentes!

 Sashiko, técnica japonesa para arreglar tela vaquera
Imagen cortesía de Jessica Marquez

Arreglar y reutilizar ropa

Antes de desechar tus prendas de ropa viejas, obsérvalas desde otra óptica. ¿Puedes arreglar alguna de estas prendas? ¿Alguna fue tu prenda favorita y ha dejado de serlo? ¿Quizás la forma ya no te gusta? Arreglar prendas y reutilizarlas puede llevarte tiempo, pero te ofrece la oportunidad de personalizar artículos para adaptarlos a tu estilo. Puedes acortar la costura de un vestido para hacer un top o cortar la parte de arriba de un vestido para hacerte una falda añadiendo un simple un elástico en la cintura. Las prendas de punto con agujeros pueden arreglarse fácilmente aprendiendo un par de puntadas específicas con las que añadirás calidez a tus gruesos jerséis de abrigo. Si tienes prendas vaqueras, puedes tomar inspiración del método japonés llamado sashiko. Es una técnica de reparación que utiliza puntadas visibles para reparar zonas problemáticas. Si te interesa obtener más información, Design Sponge tiene una fantástica presentación de esta técnica. Las prendas supra-recicladas son una forma especial de expresar tu creatividad e individualidad, ¡así que no olvides añadir una etiqueta personalizada a las tuyas!

 ropa de varios colores en tienda de ocasión

Donaciones e intercambios de ropa

Donar o intercambiar ropa es una forma estupenda para dar un segundo uso a ropa de calidad. Organizaciones benéficas como Cruz Roja, Hospice o Goodwill aceptan donaciones de ropa en sus tiendas, donde venden ropa de segunda mano para ayudar a financiar las iniciativas de sus comunidades. Si tienes mucha ropa para dar, puedes organizar un intercambio de ropa con tu comunidad local. Puedes hacerlo entre amigos, vecinos o incluso compañeros de trabajo y, además de renovar el armario, podrás disfrutar de una pequeña fiesta al mismo tiempo.

Revender ropa

Si tienes prendas de ropa de valor, ¡puedes optar por revenderlas! Prueba en sitios en línea como eBay, The Real Real, Vinted o grupos de compraventa entre particulares en Facebook. Si te agobia tener que tomar fotos de las prendas y subirlas a Internet, puedes mirar si encuentras alguna tienda de empeños o de segunda mano en tu zona para que se encarguen de venderlas por ti. Comprar y vender ropa de segunda mano es una de las opciones más sostenibles para la industria textil. Solo vendiendo tus prendas, contribuyes a la economía circular, en la que alguien opta por comprar tus artículos en lugar de comprarlos nuevos.

Reciclar ropa

Algunas prendas son imposibles de arreglar, pero antes de desecharlas puedes optar por reciclarlas. Pueden servirte para hacer bolsas, paños de limpieza o toallitas desmaquillantes reutilizables. O puedes buscar empresas de reciclado textil en tu zona. Los avances en el sector del reciclaje textil hacen posible el reciclado de aproximadamente el 95 % de los materiales textiles para reconvertirlos en fibras. Estas fibras recicladas pueden utilizarse para hacer nuevas prendas sin necesidad de contar exclusivamente con fibras vírgenes. Actualmente, muchas tiendas ofrecen el servicio de recogida de prendas viejas. Levis, The North Face y H&M permiten la opción de dejar ropa para reciclar, incluso de otras marcas. Si no encuentras ninguna tienda con opción de recogida de ropa para reciclar, siempre puedes dejarla en una contenedor textil. En el centro de reciclaje se encargarán de seleccionar las prendas para donar y las prendas para reciclar.