Cómo crear tu propia marca

Diez consejos útiles que te ayudarán a crear tu propia marca de ropa emergente, fidelizar a clientes y darte a conocer en la comunidad que te rodea.
Por El equipo de DLS 2020-07-27

David contra Goliath, Rocky contra Apollo Creed, y cualquier otro héroe de la gran pantalla frente a su adversario. Están los más indefensos y están los gigantes más imponentes. Está el luchador que intenta posicionarse y está la institución que tiene los pies en el suelo y va detrás de ellos.

En otras palabras: ¡hoy vamos a hablar de las pymes! Sabemos que están ahí y nos encantan. De hecho, muchos de nuestros clientes lo son ¡y nos parecen geniales! Incluso tienen un mes entero dedicado a ellas. También sabemos que trabajan duro mientras avanzan por un camino lleno de obstáculos y competidores. Seguro que la mayoría de los que estáis leyendo este artículo sabéis muy bien qué significa trabajar duro y lo mucho que costó confeccionar los primeros —y casi perfectos— pantalones de sastre; las horas, días y semanas de arduo trabajo tejiendo ese jersey; los sudores de organizar el taller de costura perfecto. 

Los artesanos son diligentes por naturaleza. Crear es divertido pero cuesta trabajo y, a veces, conlleva alguna que otra decepción (como cuando no te queda otra opción que descoser toda la manga porque te has saltado una hilera). El amor por la confección es el mismo amor con el que trabajan muchos de nuestros clientes que tienen pequeñas o medianas empresas. Tanto si estás pensando en crear tu tienda en Etsy, vender en un mercadillo, montar tu tienda física o en Internet, como si te estás preguntando cómo conseguir ganar dinero con tu línea de ropa, los factores clave son siempre el producto, los clientes y la comunidad. En homenaje a todas nuestras pymes y pequeños autónomos, hoy compartimos algunos consejos sobre cómo potenciar un negocio y fidelizar a la clientela.

Productos

Crea productos atractivos

Sabemos que la competencia es dura, sobre todo porque hay grandes marcas que cuentan con los recursos necesarios para producir a gran escala y beneficiarse del modelo de moda rápida o fast fashion. Así, a la hora de establecer tu propio negocio independiente es primordial crear un producto que «lo valga», de modo que tus clientes regresen una y otra vez.

Ofrece variedad

Es importante ofrecer tus artículos más destacados, con los que te desenvuelves a las mil maravillas, pero también debes introducir productos y servicios nuevos para mantener el interés de tus clientes, y conseguir que regresen y hagan más compras. 

Genera urgencia

Si algo hemos aprendido de las ofertas de temporada, el Black Friday o los lanzamientos de zapatillas deportivas es que la gente muestra una reacción positiva cuando sienten presión y se les genera la necesidad de tener que darse prisa para conseguir algo. Asegúrate de contar con artículos de edición limitada, crea ofertas flash, ofrece regalos especiales hasta fin de existencias... Esos retales de tela que ya no te sirven para confeccionar productos, quizás puedan servirte para crear parches, insignias o recuerdos personalizados que puedes regalar con cada compra hasta agotar tu stock. No utilices esta estrategia constantemente o abrumarás a tus clientes. Lo importante es brindarles la oportunidad de añadir valor a sus compras cuando puedas.

Tus clientes

Pregunta a tus clientes

Tus clientes son tu mejor recurso. Pregúntales qué les ha gustado y qué consideran que podrías mejorar. Indaga qué productos les gustaría ver. Pregúntales cuáles de tus artículos se podrían mejorar. Esto no solo te ayudará a mejorar tus productos y tu oferta, sino que, además, tus clientes apreciarán que cuentes con su opinión y los escuches. En Dutch Label Shop, predicamos con el ejemplo: utiliza nuestra última encuesta de valoración (solo disponible en inglés) como punto de partida para crear la tuya.

Mejora su experiencia

Marca la diferencia frente a tus grandes competidores creando una experiencia única para tus clientes. Ofréceles un trato que no encontrarán en ningún otro sitio. Da igual si se trata del bonito envoltorio y la nota escrita a mano que envías a tus clientes de Etsy, la rápida respuesta a las quejas de tus clientes resolviéndolos con tu personalidad y saber hacer, o la taza de té que ofreces en tu tienda física para crear un ambiente más relajado. Lo que importa es que el algo que proviene de ti y de tu marca en exclusiva, hace que tus clientes se sientan valorados y les ofrece una experiencia única que describe tu negocio. Una experiencia del cliente distintiva puede ser crucial para que la gente regrese y esta misma gente es tu oportunidad para aprovechar el marketing boca a boca, porque un cliente satisfecho se lo cuenta a otras tres personas, motivándoles a que visiten tu negocio.

Ofréceles valor añadido

Aquí tienes otra oportunidad para marcar la diferencia. Investiga qué ofrecen o dejan de ofrecer las otras marcas de ropa y piensa en formas para desmarcarte y destacar. Céntrate en las necesidades de tu cartera de clientes. Encuentra ese valor añadido que mejorará su experiencia. Aquí es donde contar con las valoraciones de tus clientes es crucial, aunque también es importante que inspecciones un poco el terreno. Si bien no todo el mundo puede ofrecer envíos gratis durante dos días como hacen las grandes marcas, también es cierto que hay otros tipos de valores añadidos que se escapan de las manos de los gigantes del mercado, pero son perfectos para los pequeños negocios independientes. Quizás puedes ofrecer asesoramiento gratuito con clientes potenciales, permitir modificaciones, enviar un pequeño detalle con cada compra... Nadie mejor que tú conoce posibilidades, tu presupuesto y tus limitaciones de tiempo: ofrece lo que puedas, donde puedas, para añadir valor a tus productos; pero siempre desde el sentido común.

Añade tu sello personal

Marcar y envolver tus productos con tu sello personal es la guinda del pastel para la experiencia de tus clientes. Añade tu estilo y cuidado a tus productos, de modo que cuando los clientes miren sus compras se acuerden de tu negocio y regresen a por más. Puede ser un envoltorio bonito si haces envíos, o una etiqueta colgante que ayude a localizar y distinguir los artículos si estás en una tienda física. Una etiqueta colgante elaborada puede ser una verdadera obra de arte y, si haces envíos de tus creaciones, puede provocar ese momento de satisfacción que tanto nos gusta al abrir el paquete. Un recordatorio permanente de tu marca. Una forma ideal de añadir todavía más personalidad a tus creaciones es incorporando una etiqueta personalizada. Piensa en ello como si se tratara de firmar tu obra de arte, de manera que cuando alguien coja tu producto o prenda, vea la firma y le entre el gusanillo de saber qué más ofreces en tu colección.

Comunidad

Participa en tu comunidad

Colabora como voluntario con alguna organización local, haz donaciones a alguna organización que lo necesite, destina un pequeño porcentaje de tus beneficios a alguna institución por tiempo limitado o de forma permanente. Si cuentas con un espacio físico, puedes cederlo a algún grupo o comunidad de costura y confección una vez al mes. Si tu espacio es virtual, puedes crear versiones en línea de este tipo clubes de costura. Haz que la gente conecte con lo que haces en tu negocio y conozcan los beneficios que conlleva para su comunidad.

Enseña lo que haces

Eres un artista y lo que haces, lo haces bien. De lo contrario, no pondrías etiquetas personalizadas con tu nombre a tus creaciones. Hay personas a quienes les encantaría saber hacer lo mismo. Puedes ofrecer tutoriales, clases, lecciones y vídeos instructivos. Además de vender productos y servicios a tu comunidad y a tus clientes, también puedes promocionar tu marca y hacer que la gente visite tu tienda física o virtual. No solo eso, también estarás enseñando a la gente lo experto que eres en tu campo.

Hazte miembro

Únete a algún grupo o comunidad de intercambio de profesionales. Aprende de otros que se dedican a lo mismo. Comparte recursos que puedan ayudarte a expandir tu negocio. Puede ser un grupo de LinkedIn, un cámara de comercio local, grupo de Facebook o algo único de tu sector. Sí, lo sabemos. Algunos de ellos pueden ser competidores directos, pero también entienden lo que haces, los altibajos que pueden darse... mejor que cualquier otra persona de tu entorno.

Resumiendo, si quieres que tu marca tenga éxito, necesitas un producto de calidad, los clientes deben ser tu prioridad absoluta y debes encontrar formas de darte a conocer. Nadie conoce tu negocio mejor que tú. Dedica a tu negocio la misma creatividad, cuidado y autenticidad con la que confeccionas tus productos y el resto llegará por su propio pie.

Si formas parte del colectivo de las pymes y te gustaría que diéramos a conocer tu marca, menciónanos en tus redes sociales con el hashtag #MakingMyBusinessMark para que podamos considerarlo con cariño.